Barquito de Papel, Acuario, Evita y Pichi Huinca reabrieron sus puertas a una amplia matrícula de niños y niñas de 45 días a dos años y a toda la comunidad educativa.

 

La jornada de este miércoles 22 de febrero marcó el inicio del ciclo lectivo 2023 para los cuatro jardines maternales municipales, donde la expectativa de directivos y docentes y la emoción de las familias estuvieron a flor de piel en cada una de las cuatro instituciones que reciben a bebés y niños de 45 días a dos años: el Barquito de Papel; Acuario; Evita y Pichi Huinca.

Mariela Cellerino, directora de Educación Municipal, estuvo presente en el sencillo acto que se realizó tempranamente en Barquito de Papel de Quequén, tras lo cual aseguró que “iniciamos con una gran expectativa y con mucha matrícula. Los inicios se dieron con propuestas pedagógicas mediante las cuales las docentes recibieron a los alumnos y se hizo una pequeña bienvenida a las familias, factor fundamental en el periodo de adaptación de los niños”.

A propósito de la matrícula numerosa que mencionaba Cellerino, el Barquito de Papel -cuya directora es Yanina Lacedra-, cuenta con 70 alumnos; el Jardín Acuario ubicado en 61 y 18 y con la Dirección a cargo de María Angélica Prado, cuenta una matrícula total de 90 alumnos; el Evita en el centro de la ciudad y cuya directora es Paola Giles, tiene 82 bebés y niños; y el Pichi Huinca detrás del Hospital Municipal, y con la dirección a cargo de Rosana Ferrelli, cuenta con una matrícula de 120 niños y niñas.

En lo que fue una intensa jornada de bienvenida, en cada institución y en diferentes turnos, las respectivas directoras y equipo docente de cada jardín recibieron a los grupos de lactantes, deambuladores y de dos años.

Inicio en Pichi Huinca

La directora de Educación subrayó que tras el periodo de pandemia “es el segundo año con presencialidad plena, donde las cosas se vivencian de otra manera, con el vínculo tan importante con el docente estrechándose día a día a través de las diferentes propuestas pedagógicas”, y señaló que “antes del ciclo lectivo se hicieron arreglos de infraestructura en los maternales, algunos fueron pintados y en el caso de Barquito se hizo recambio de ventanales de aluminio”.

“Ahora se viene el periodo de adaptación para los niños que comienzan y agradecemos a las familias que se muestran predispuestas en este primer paso que tiene que ver con la formación del vínculo con los docentes”, culminó la funcionaria que depende de la secretaría de Desarrollo Humano y Políticas Sociales, a cargo de Sandra Antenucci.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *