#Provinciales Los intendentes del Conurbano le reclamaron a Kicillof más gestión en los distritos

Durante más de tres horas, Axel Kicillof se reunió con los intendentes del sur del Conurbano para descomprimir la tensión tras la derrota en la elección del domingo. El Gobernador y parte de su gabinete mantuvieron una reunión extensa con los alcaldes de la Tercera, la única sección electoral donde el peronismo le pudo ganar a Cambiemos.

No fue una reunión más, esta vez los intendentes llegaron a La Plata con el aval que les brindaba haber amortiguado la derrota y le exigieron a Kicillof mayor celeridad en la tramitación de subsidios y la obra pública.

Los cuestionamientos más fuertes fueron hacia el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, que al término de la reunión iba y venía con un cuaderno repleto de anotaciones.

Durante el encuentro se acordó conformar una mesa de acción política que tendrá fuerte incidencia de los intendentes. La idea es que esa mesa pueda agilizar subsidios y obra pública. “No queremos un trámite nos demore meses”, dijeron desde el entorno de los jefes municipales. La idea es que esa mesa sea un nexo entre el Ejecutivo y los intendentes de cara a la elección de noviembre.

Verónica Magario.

Kicillof y los intendentes siempre tuvieron una relación difícil. No hubo en la conformación del gabinete ningún lugar importante para los alcaldes. La discusión por los fondos que la Casa Rosada enviaba para el manejo de la pandemia fue una larga negociación que de la cual siempre terminaron perdiendo.

Pese a que esos fondos del gobierno nacional no eran reembolsables, el Gobernador los repartió con una cláusula de devolución que se negocia en cada presupuesto.

La buena elección de los intendentes del sur del Conurbano en un contexto de derrota a nivel provincial los pone en un lugar de poder. En la Tercera, el Frente de Todos se impuso con ventaja de 10 puntos. En el resto de las siete secciones perdió. Incluso en la Primera (norte del Conurbano) donde se esperaba recuperar una banca para el Senado bonaerense.

En la reunión, los intendentes salieron a destacar su elección, en particular en La Matanza, Almirante Brown, Ezeiza y Florencio Varela, Merlo, Moreno, Berazategui, Avellaneda, Brandsen y Ensenada. La contracara fueron las elecciones de Quilmes y Mercedes, Cañuelas y Hurligham.

Durante el encuentro se repasó además el avance de unas 400 obras que vienen sufriendo demoras en la ejecución. Los intendentes exigen los avances de los trabajos para encarar la campaña hacia noviembre.

La reunión fue en el Salón Dorado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad dentro de la Casa de Gobierno. Juan José Mussi (Berazategui) fue uno de los primeros intendentes en llegar y esperó algunos minutos al resto de alcaldes.

Kicillof llegó con su Jefe de Gabinete, Carlos Bianco. También estuvieron Teresa García (Gobierno). Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad), Sergio Berni (Seguridad) y Pablo López (Hacienda).

De la reunión participaron todos los intendentes peronistas de la Tercera, menos Martín Insaurralde (Lomas) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) que están de vacaciones.

Los intendentes no hicieron declaraciones ni cuando entraron ni cuando salieron. El hermetismo llegó a tal punto, que los autos oficiales entraron por la calle 53 y salieron por 51 para evitar cualquier contacto con la prensa.

Fuente: La Política Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.