#Necochea Imitando al kirchnerismo: Rojas y una jugada arriesgada

El Intendente tiene decidido que los funcionarios que integran la lista de concejales, al menos los que están en los primeros cinco lugares, presenten sus renuncias para dedicarse de lleno en la campaña. Amén de que parece que luego de la elección de Noviembre no regresarían a sus lugares, en la actualidad podrían originar algunos problemas.

 

Como Alberto Fernández y Axel Kicillof, Arturo Rojas definió que Kalle, Martínez, Mameluco, Amilcar y Antenucci dejen sus puestos en el Ejecutivo y se metan de lleno en la campaña electoral. En una acción idéntica a la del Presidente de la Nación y a la del Gobernador, el Jefe Comunal redoblará esfuerzos e intentará ponerse la campaña al hombro y “patear” barrio por barrio, junto a los candidatos y la militancia, para dar vuelta la magra elección que le dejó las PASO a la “Nueva Necochea”.

De darse la medida, que parece tomada, podría presentarle algunas complicaciones a la gestión municipal. En principio la salida de Ruth Kalle, hoy, dejaría al economista Camilo Maciel a cargo de la salud municipal, ya que es el Subsecretario del área. Sí a esto se le agrega el contexto de la Pandemia, y que el 90% de la población del Distrito lo hace en el sistema público, parecería ser demasiado para alguien que puede ser muy valioso en lo administrativo, pero un desconocido en el tema sanitario. Otro de los lugares que también podría resentirse, por las consideraciones que ha realizado Rojas, es la salida de Graciela Mameluco de la Secretaría de Hacienda. Hemos visto que el Intendente ha resaltado la labor de la exfuncionaria de Municoy y de José Luis Vidal, ordenando las cuentas, a tal punto que presentaron a principios de año un informe donde el ejercicio económico arrojó superávit. Sí además tomamos, hoy, los números electorales la encargada de los números de la gestión no estará entrando en el cuerpo legislativo, y por ende quedaría afuera de todo.

En el caso de Jorge Martínez ha sido quien estuvo al frente en las más difíciles, en tiempos de cruda Pandemia. Supo cuidarle las espaldas a Rojas, quien sí bien tuvo algunos desencuentros con la sociedad, nunca parecieron ser porque el Secretario de Gobierno no le haya actuado políticamente bien. Quien ocupe su cargo (Guillermo Sánchez es una alternativa) deberá ser alguien de mucho diálogo, pero además que tenga muchísima cintura política y que conozca muy bien la gestión. Algunos apuntan a que Ernesto Povilaitis también es otro de los nombres que podría darse, aunque ya serían dos los cambios, porque deberían buscarle reemplazo al abogado en la Secretaría de Legales. ¿Y sí es un reconocido profesional, con muchísima trayectoria en la política local, con paso por los ámbitos provinciales? Por ahora nada se sabe.

Para el caso de Amilcar, misma situación que la de Mameluco, tampoco estaría entrando al HCD, y su salida haría que el Intendente tenga que elegir alguien para que cumplir su función. El nombre de Rosana Serrrano, autonomista, en su momento, pidiendo el municipio de Quequén, es un nombre que se repite ¿Pero es el que elegirá Rojas? No lo sabemos, pero por fuera del esquema de funcionarios hay otros actores de la política que son de Quequén y que podrían calzarse el traje que deja el hombre surgido del radicalismo.

Por último tenemos el caso de Sandra Antenucci, compañera de Arturo Rojas, militante que creció al calor del veneguismo. Sin dudas Sandra es de la que se puede nombrar como una “rojista de pura cepa”, y que hoy con esta decisión, y los votos que conquistó la “Nueva Necochea” quedaría afuera de todo, aunque no se descarte que pueda ocupar en el futuro otro lugar en el Ejecutivo, ya que se trata de unas de las incondicionales.

La decisión que tomó el Intendente no es para nada sencilla. Un gesto que es más hacia el afuera que para adentro, demostrándole al ciudadano que escuchó lo expresado en las urnas, pero quizás dejando de lado en el análisis que no solo la gente ha votado la gestión, también más del 40% del electorado eligió a la fuerza de Juntos, imponiéndose la grieta también en nuestro medio, y ahí quizás algunos hayan castigado con su voto la decisión de Arturo Rojas de abandonar el espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.