#Nacionales #LaRosca Los candidatos de Jorge Macri para CABA y Provincia en Juntos por el Cambio

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, conversó con Odisea Argentina, por LN+, y proyectó cómo puede ser el futuro de la provincia de Buenos Aires, que -para él- no suele seguir una agenda propia. Tal como dijo, se está discutiendo internamente quién podría ser el candidato de Juntos por el Cambio en las próximas elecciones a gobernador.

En línea con este tema, y ante la premisa que se repite de candidatos de la ciudad o de la Nación en territorito bonaerense, evaluó: “El grueso de los desembarcos capitalinos a la Provincia los generó el peronismo. Creo que el propio peronismo de la provincia tiene que explicar por qué no generó figuras”, evaluó. Y explicó que muchos intendentes elegían quedarse con ese cargo por la comodidad de estar en ese “lugar seguro”, pero destacó: “Ahora hay una novedad porque no hay más reelección indefinida, con lo cual estamos todos llamados. Ya no somos más “Highlander, el inmortal”, somos seres humanos finitos y si nos gusta esto tenemos que desafiarnos a más”.

Para ser gobernador de la Provincia tenés que ser alguien cercano al presidente que puede ganar

Jorge Macri reflexionó sobre las últimas elecciones y dijo que se debería haber ido a una elección desdoblada porque hoy “para ser gobernador de la provincia tenés que ser alguien cercano al presidente que puede ganar”. “No se elije gobernador, es un tránsito en una boleta sábana eterna. No hay debates de gobernadores ni hay compromiso”, dijo. Y resaltó que esto incide en el conurbano porque generó que se le quite recursos “de manera sostenida” a los gobernadores provinciales.

Sus candidatos

Al imaginar los candidatos dijo que los que actualmente están en funciones no deberían renunciar para ser candidatos por la pandemia. “Para mí, Patricia Bullrich debería encabezar una lista en la ciudad de Buenos Aires. Seguramente puede sacar más del 50% de los votos que suele sacar nuestro espacio en la intermedia. En la provincia, a mí me gustaría una lista que la tenga a María Eugenia [Vidal], Facundo Manes, Lilita Carrió, Joaquín de la Torre y a Hernán Lombardi. Ninguna de estas figuras tiene un cargo”.

Entonces, ante la pregunta de si sumaría o no a Emilio Monzó cuestionó: “A los pocos días de perder la elección, sus diputados rompieron el bloque en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, y eso generó una tensión muy grande y puso en riesgo nuestra unidad. Hubo algo ahí que se rompió, no es que yo no lo quiera dejar entrar. Creo que si sus diputados vuelven al bloque, estaría bueno sentarnos a hablar para ver cómo construimos un proyecto conjunto, pero hoy en la mesa que generó María Eugenia en provincia Emilio no está”.

Al observar la realidad actual, Macri opinó: “Tenemos que terminar con las peleas políticas dentro de nuestro espacio y con el oficialismo porque no hay margen. La gente está harta, podrida y angustia, y tiene razón de estarlo”. Así, dijo que deberían volver a trabajar junto con Nación y Provincia para encontrar acuerdos y, en lo que respecta a las relaciones internas del partido, sostuvo que deberían ir con candidatos de acuerdo en la ciudad y en la provincia, aunque las PASO deberían existir porque no se debe cambiar ahora el calendario electoral. “Si en el medio de esta pandemia empezamos a pelearnos entre nosotros, vamos a hacer un papelón. La mecha está corta. Nosotros no resolvimos todos los problemas cuando fuimos gobierno, y este gobierno los está empeorando”.

Su relación con Axel Kicillof

En otro tramo de la entrevista, subrayó cuán “exigido” y “sobredemandado” está el sistema de salud, pero -de todos modos- advirtió: “No creo que que los chicos no estén en el aula resuelva el problema, y esa es la discusión. Si una persona sola en un lugar decide nuestro porvenir sin discutir, mañana puede decidir que los canales de televisión contagian y los diarios también, y le baja la persiana al sistema de comunicación. No es así. Ahora, la situación es preocupante y creo que la gente tiene que tratar de hacer un esfuerzo”.

Además, consultado por su vínculo con Axel Kicillof, dijo que el diálogo “es bajo”: “Es difícil hablar con un gobernador que siente que el gobierno electo es el provincial y que nosotros somos una especie de poder delegado”. Según explicó, en lugar de apoyarse en los intendentes para “decodificar” las realidades de cada localidad, los “aísla”. Y en ese sentido, contó que para conversar las medidas a tomar por la pandemia solo convocó a los funcionarios oficialistas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). “Nosotros nos enteramos por la tele”.

Macri consideró que esto genera “parte del hartazgo de la gente”, y explicó: “El haber roto el marco de acuerdo entre las distintas fuerzas que gobiernan es un alimento al enojo y al desánimo”. Así consideró que es más probable que la sociedad crea en una medida si todas las fuerzas manifiestan estar de acuerdo. “Cuando alguien decide solo, y hace gala de eso, como hizo el Presiente, la gente empieza a decir ‘alguien solo, de golpe, sabe todo, yo también sé’. Y ahí entramos en una situación de mucha anarquía”.

Para este funcionario (que recientemente sacó un libro, Nuevo cambio, como muchos otros referentes de Juntos por el Cambio), la situación actual está marcada por la angustia: un sentimiento generado por la enfermedad, la economía y la incertidumbre, que -a su vez- se da por “una potente falta de rumbo”. Y sobre este problema, consideró: “Creo que la Argentina hace demasiados años que está en esa realidad. Creo que intentó recuperar un rumbo con el gobierno de Mauricio [Macri] y que hoy estamos en la percepción de un ‘sin rumbo’, que genera mucha angustia porque todo está cruzado por segundas razones e intereses”.

Según el intendente, esto también sucede con temas sensibles, como la vacuna. Entonces, enfatizó al decir que que generar dudas respecto a esto es “atentar contra el contrato básico de la sociedad”. Y analizó: “Creo que se tomaron decisiones demasiado agresivas mucho tiempo antes y uno tiene que entender que la relación con la sociedad es como un crédito. No hay cheque en blanco. Si no resolvés con hechos que resuelvan problemas, cada vez te queda menos”.

Cierre de escuelas

Jorge Macri se refirió, entonces, a las preocupaciones de la provincia respecto del cierre de las escuelas, contó que hizo hizo una propuesta de cómo volver y planteó algo que le consultan muchos padres y trabajadores y trabajadoras de la salud: “¿Cómo sé si van a ser 15 días si el año pasado empezamos igual?”.

Tal como reflexionó, en cuestiones tan complejas como la vuelta a clases “uno no puede tener una solución única para todo”. De esta manera, profundizó: “El AMBA no es todo lo mismo. No es lo mismo Vicente López que La Matanza, y es una obviedad, pero parece que se olvidan de esto porque las ‘soluciones’ son las mismas. Tampoco puede ser la misma solución para los chicos de un maternal o de un jardín porque seguro la familia es la que los lleva y porque no se pueden quedar solos en casa”.

El país de lo precario enferma más

Al respecto, lanzó: “Este Gobierno tiende a precarizar todo, o sea el que está a la luz sufre restricciones, pero el que trabaja en las sombras, el jardín o el maternal blue funciona porque no hay registros. Esos chicos van a estar en algún lugar. Los chicos del primario no se quedan solos en casa, se juntarán en la casa de algún amiguito”. Y fue más allá: “El país de lo precario enferma más, en la pandemia, en la economía y en todo”.

Tal como analizó Macri, la asistencia en la escuela es también un lugar para potenciar los testeos. “En lugar de encerrar al chico, ¿por qué no testearlo cada 15 días?”. Así, explicó, se aceleraría la detección y eso permitiría -también- que los aislamientos sean más puntuales. “Pero parecería que a todo hay que ponerle el mismo manto de solución única y opresión”.

Cierre de comercios

Volviendo al punto de aquellas cosas que no están reguladas, habló también de cómo eso incide en la industria gastronómica. “Las fiestas clandestinas son una realidad. Lo precario no se regula, ocurre, y mientras se les baja la persiana a los comerciantes. Entiendo esa angustia. Yo no me opongo al cierre de las 19, pero les estamos dando a 600 comercios un subsidio de 40 mil pesos para decirle ‘aguantá’”.

En el kirchnerismo hay muchos que creen que no te mereces tener todo lo que tenés y que parte de lo tuyo, debería ser nuestro

Y proyectó: “Un día las vacunas van a aparecer y administraremos esta enfermedad, con la que conviviremos, pero tenemos una pandemia posterior dramática, el empleo formal. Además, hoy hay un gobierno que no le da garantías a un privado de que lo que es privado vaya a seguir siéndolo. Tal vez no el Presidente, pero en el kirchnerismo hay muchos que creen que no te merecés tener todo lo que tenés y que parte de lo tuyo debería ser nuestro”.

“Las decisiones de hoy definen el músculo con el que salimos de esta pandemia, para generar empleo y crecer”, concluyó. “Con cada persiana que se baja, se cerró una historia de vida, tal vez de varias generaciones. Eso no abre fácil en la Argentina. No hay capital de trabajo y hay un clima poco amigable al empleo. Si no los protegemos, es muy difícil que el país tenga porvenir”.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.