#Tandil Con ingresos escalonados y más frecuencias, el transporte se prepara para el regreso a las aulas

Desde el Consejo Escolar, la Cámara de Transporte y el Municipio ajustan detalles del esquema que se implementará para garantizar el retorno seguro a las clases presenciales. Propusieron que la entrada de los alumnos a los establecimientos se haga de manera escalonada cada 15 minutos y se incrementarán las frecuencias para impedir la aglomeración de público. En la zona rural se busca priorizar la cercanía de los estudiantes con las escuelas para evitar que pasen demasiado tiempo arriba de los vehículos.

La vuelta a las clases presenciales en tiempos de pandemia trae aparejada, indefectiblemente, una nueva logística en torno al uso del servicio de transporte escolar urbano y rural, bastiones fundamentales para garantizar el pleno retorno a las aulas.

Para atender esta problemática, los titulares del Consejo Escolar de Tandil, Fabián Riva y Enrique Ciaravella, se reunieron con el secretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h), y con el titular de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese, para diagramar un esquema de servicios acorde a los protocolos que se exigen. Como es habitual en este tipo de cuestiones, todas las propuestas están sujetas a las definiciones que adopten desde la Dirección General de Cultura y Educación y desde la Jefatura Distrital, que son las máximas autoridades en la materia.

En primera instancia, se debe tener en cuenta que el regreso a la modalidad presencial pondrá nuevamente en la calles de Tandil a más de 30 mil alumnos y 4 mil trabajadores de la educación. Aunque no todo este espectro de personas utiliza el transporte público, sí es inexorable que un gran caudal de gente se volverá a subir a los colectivos para poder llegar a sus lugares de estudio y trabajo.

Para mitigar el impacto de esta medida y de acuerdo a lo consensuado entre las partes, el comienzo del ciclo lectivo está previsto de manera escalonada. Los grupos de estudiantes ingresarán cada 15 minutos a los establecimientos y se van a dictar módulos de 90 minutos que irán acrecentándose en el tiempo hasta llegar a las tres horas de clases. En tanto, los alumnos del nivel medio empezarán a entrar 7.30 y los de primaria lo harán a partir de las 8. Por el momento, los estudiantes universitarios quedan afuera de la ecuación porque la Unicen ya adelantó que no tendrá presencialidad en las cursadas teóricas durante los primeros meses del año.

Un nuevo comienzo 

En contacto con El Eco de Tandil, el presidente de la cartera escolar local, Fabián Riva, refirió que el organismo actúa como un eje articulador entre el sector público  y el privado para garantizar el funcionamiento del servicio, y que en torno a esta cuestión, se procura optimizar la reorganización del sistema bajo los parámetros reinantes.

En base a lo dictaminado por la subsecretaría de Transporte de la Provincia, los colectivos no podrán superar el factor ocupacional permitido: 32 personas sentadas y 10 paradas. Para minimizar el riesgo de aglomeraciones, las empresas transportistas acordaron achicar el tiempo de las frecuencias y llevarlo a 12 minutos –ahora son de 20 minutos- con el objeto de tener mayor cantidad de unidades circulando. Se deberán intensificar también  los protocolos de limpieza y desinfección, y se continuará con las pautas habituales de cuidado como el uso obligatorio del barbijo y del alcohol en gel.

Vale reseñar que en periodos normales, el total de pasajeros vinculados al sistema educativo ascendía a dos mil usuarios por día y por línea. Si bien lo más prudente es esperar al inicio efectivo del ciclo lectivo para saber de manera fehaciente cuántos usuarios habrá, se presume que las cifras  podrían variar un poco porque quizás algunos usuarios anteriores opten  por otros medios de transporte en este singular contexto.

No obstante, Riva remarcó que “tenemos que dar la seguridad necesaria y la tranquilidad a cada padre. Como Estado hay que garantizar que el transporte funcione sin inconvenientes y planificar las acciones hacia adelante porque se precisan certezas de cara al comienzo de las clases presenciales”.

En este sentido, el próximo miércoles se celebrará una nueva reunión para ajustar detalles del organigrama y de los protocolos presentados al Sistema Integrado de Salud Pública para su revisión, con el objetivo crucial de monitorear la demanda en las horas pico para prevenir el hacinamiento de pasajeros y ofrecer un traslado seguro.

Transporte rural 

El vicepresidente del Consejo, Enrique Ciaravella, por su parte, aludió a los lineamientos del transporte escolar rural, que tiene sus propias características y también deberá adaptarse a la nueva coyuntura.

Al respecto, explicó que, junto a los equipos directivos de las escuelas y los transportistas, se está trabajando en un esquema que contemple la cercanía de los establecimientos con los domicilios de los estudiantes y el factor ocupacional de cada unidad, con el fin de que los chicos no pasen un una gran cantidad tiempo arriba de los vehículos y de que se respeten las pautas de distanciamiento.

“Estamos armando los recorridos con los equipos directivos para elaborar los cronogramas con los días de presencialidad. El año pasado había 831 alumnos que se movían en toda la zona rural y tenemos que analizar cómo vamos a diagramar el esquema”, puntualizó, sin dejar de lado que “en la normalidad teníamos chicos que estaban una hora y media arriba del transporte y eso es muy riesgoso ahora, por eso nos orientamos a que cada chico esté acompañado por la institución  más cercana a su domicilio”.

Por otro lado, ratificó que  al principio de cada jornada los vehículos tendrán que desinfectarse con amonio cuaternario y al finalizar cada vuelta los transportistas volverán  a limpiar los espacios con una solución de lavandina o alcohol. Atendiendo a las regulaciones vigentes, cada unidad deberá ser ventilada  de forma adecuada, tal como indican las normativas vigentes.

Asimismo, Ciaravella señaló que se va a solicitar que la app Cuidar se use cada 48 de horas tanto en el transporte urbano como rural, y aventuró que, aunque en la zona rural la conectividad a veces no es favorable, se informó de este escollo al Ejecutivo bonaerense para que sea posible revertirlo de algún modo.

A nivel general, la Secretaría de Innovación de la Nación informó que personal docente y no docente, estudiantes que se movilicen solos y acompañantes, podrán solicitar el certificado de circulación y utilizar el transporte público urbano, interurbano e interjurisdiccional para trasladarse a los establecimientos educativos.

Por ello, el permiso puede solicitarse en www.argentina.gob.ar/circular y no tiene vencimiento. Luego de señalar si se posee DNI argentino, debe consignarse el lugar de destino, seleccionar la opción “Ir a un establecimiento educativo a trabajar o estudiar” y detallar el motivo (trabajo, estudiante o adulto responsable).

Fuente: El Eco de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.