Cristina convoca a una sesión para sancionar la moratoria fiscal y anular la intervención de Vicentin

Incluyó la ley y el DNU en un temario de sesión del jueves. La ampliación presupuestaria tuvo dictamen y Cambiemos define si la pisa una semana más. Se traba economía del conocimiento.

“Vamos a considerar en el interbloque el tratamiento con dos tercios, pero también pedimos que el oficialismo considere tratar la ley de Economía del Conocimiento”, planteó el radical Martín Lousteau, pero no obtuvo respuesta.

Es que esa norma sigue trabada porque a algunos sectores del oficialismo no les convence la totalidad de las empresas beneficiadas con el texto aprobado en Diputados y podrían aplicarse correcciones, según anticiparon en la última sesión de la Comisión de Sistemas, Medios de comunicación y libertad de expresión. Lo ratificó el jefe del oficialismo José Mayans.

La ampliación presupuestaria incluye un aporte de 1.9 billón de pesos de pesos al presupuesto que se cubrirán en su mayoría con nueva recaudación (642.844 millones), rentas del Banco Central (1.017.738) y otras fuentes financieras (290.948). No se computa el ingreso estimado por la AFIP de la moratoria (540 mil millones de pesos).

Se aprobó la ampliación del presupuesto, con la dolarización de deuda que cuestionó Lavagna 

“El déficit fiscal, producto de las políticas activas para contener la contingencia sanitaria, durante el primer semestre trepó a 3,3 del PBI acumulado. A partir de febrero-marzo la recaudación se desplomó producto del Covid 19 y los gastos treparon por las políticas activas que se adoptaron para hacer frente a la situación”, describió el secretario de Hacienda Raúl Rigo, durante su exposición ante la Comisión de Presupuesto.

Uno de los aspectos más polémicos y aprobados con los votos justos de Diputados en la habilitación de canjear deuda en pesos a corto plazo por bonos en dólares de 1500 millones de dólares a pagar en 2030.  “Lamentó que no haya concurrido ante la comisión el ministro Guzmán porque; el tema lo ameritaba”, se molestó Esteban Bullrich, del PRO. Lousteau pidió criterios de distribución para las provincias. “Nueve de cada diez pesos de financiamiento van a Buenos Aires”, se quejó.

La mayor parte del gasto será para servicios sociales (592.236 millones), seguido por subsidios económicos (250.677 millones), como se conoce al financiamiento a los servicios públicos como luz, gas y transporte del área metropolitana.

También hay 170 mil millones para el ingreso familiar por emergencia (IFE) y la Asistencia de Emergencia al Trabajo (ATP), 130 mil para asignaciones familiares, 78 mil para desarrollo Social, 63 mil para Educación, 51 mil para Salud.

Agrega 50 mil millones de pesos al fondo fiduciario para las provincias, 6 mil para cancelar deudas previsionales y una compensación a La Rioja por coparticipación mal liquidada. En Diputados se creó un fondo para el transporte del interior del país por 10500 millones de pesos (era de 9500 en el dictamen y se aumentó en el recinto), 300 millones al Hospital Posadas y se habilitó al jefe de Gabinete para atender el programa “intercosecha” y financiar desagües cloacales en Río Negro, con partidas a definir.

Moratoria y Vicentin 

La ley de moratoria fiscal obtuvo dictamen hace una semana y será sancionada el jueves con el voto en general de Cambiemos. Rechazará el artículo 11, que habilita a sumarse a las empresas quebradas y la considera un “traje a medida” de Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López.

Para que las menciones al empresario no monopolicen los debates, la vicepresidenta incluyó expedientes pedidos por la oposición como declaraciones y hasta una ley para emergencia turística que aún debe consensuarse.

Se aprobó la moratoria fiscal y podrán entrar Bancos y Telefónicas

Pero varias horas de la sesión las consumirá el DNU 636 que elimina la intervención en la cerealera Vicentin y fue tratado en comisión con cruces entre el oficialismo y la oposición. Con que al menos una de las Cámaras lo apruebe quedaría firme y el Gobierno seguirá litigando el juicio de quiebra sin un instrumento jurídico que lo ate a la empresa.

Los pliegos diplomáticos incorporados son los de Hernán Patiño Meyer para la embajada de Hungría, Croacia y Bosnia-Herzegovina; de Ricardo Alfonsín a España y de Daniel Capitanich a Nicaragua.

Entre los tratados bilaterales hay varios pendientes de la era de Macri, como el establecimiento de un centro cultural chino, un convenio cinematográfico con Israel y un acceso a la justicia en temas ambientales para América Latina firmado en Costa Rica.

Fuente: La Política Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.