#Necochea ¿Cómo seguiría el Rojasgate?

Luego de haber tomado estado público la investigación interna que lleva adelante la regional de la policía de la Provincia de Buenos Aires, donde se denunciaba un posible encubrimiento por parte de los uniformados de nuestra ciudad para con el Intendente Arturo Rojas, ante un posible quebrantamiento de la cuarentena por parte de éste, la causa debería recar en el Juzgado Federal de Bernardo Bibbel. Mientras las fuerzas de seguridad deberán seguir con su propio análisis, articulando con el Poder Judicial, lo mismo deberá hacer el Concejo Deliberante, quien ayer pidió un informe al Presidente del cuerpo, recolectando todo tipo de pruebas para esclarecer el hecho que vincula al Jefe Comunal de Necochea.

 

El centro del Rojasgate pasará sin lugar a dudas por lo que dictamine la Justicia. El caso podría transformarse en una causa judicial en las próximas horas, ya que el hecho tomó estado público y el Juez Bernardo Bibbel, a cargo del Juzgado Federal Nº1 de Necochea, debería actuar de oficio, o sea sin que nadie impulse el tema a través de una denuncia formal.

Sin lugar a dudas que más allá de las investigaciones que puedan llevar adelante, tanto la parte interna de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, como el Honorable Concejo Deliberante, mucho dependerá de las actuaciones de la Justicia Federal. Para que haya un encubrimiento, primero debería haber un delito, en este caso federal que es haber incumplido con el decreto presidencial 20/2020. Ésto quien lo puede dictaminar, solamente en primera instancia, es el Juez Bernardo Bibbel.

Al juez Federal de Necochea le tocará resolver sí el hecho existió, sí finalmente en ese lugar donde compareció la policía el 22 de abril, cerca de las 22 hs, se trató de una reunión con varias personas que habrían violado la cuarentena, y en los que se encontraría Arturo Rojas, por dichos de uno de los policías que le informa a la radio operadora y ésta la trascribe al parte interno.

Sí finalmente Arturo Rojas se encontró en esa reunión, habría quebrado la cuarentena, cometiendo un delito federal. Después del fallo del Juez Bibbel, la Policía de la Provincia de Buenos Aires, de la regional de Mar del Plata, podría avanzar en la investigación para ver sí la cúpula de la Departamental de Necochea cometió el delito de encubrimiento. Más allá de lo que están realizando desde la ciudad feliz, el Ministro de Seguridad Sergio Berni ya está al tanto del tema, y en los próximos días podía haber importantes novedades.

Por su parte el Concejo Deliberante, quien ya le pidió al Presidente del HCD que recolecte todo tipo de pruebas ante el hecho denunciado por el canal TN, a través de la periodista oriunda de La Dulce Maria Duffard. Además el cuerpo deliberativo ya se encuentra analizando otros pasos a seguir, entre los que se encuentran el posible llamado a un consejo en comisión, u otro instrumento legislativo, a Juan Carlos Peralta, funcionario municipal ante el Directorio del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, quien habría sido el que manifestó ser el dueño de la casa donde se llevó a cabo dicha reunión. También no se descarta, luego del informe que presente Hernán Trigo, quien preside el órgano legislativo local, un pedido para que baje a dar explicaciones al Intendente Arturo Rojas.

Cada uno de las tres patas seguirán con sus propias investigaciones, pero lo importante será lo que decida la Justicia Federal, donde debería recaer estos hechos que han tomado estado público, y que ante esto el Juez Bernardo Bibbel podría iniciar una causa de oficio.

El Rojasgate recién comenzó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.