#Tandil Transportistas escolares rurales piden a la Provincia que cumpla con el acuerdo

En el acuerdo que habían rubricado el 6 de marzo el Gobierno provincial se comprometía a abonar todos los días de marzo y abril que no se trabajaran por razones ajenas a los transportistas. Sin embargo, ahora con la cuarentena vigente se niegan a abonarles el mes que pasó. Por eso piden que se cumpla con lo prometido, además de que se prorrogue el contrato para lo que resta del año.

 

Transportistas escolares rurales de Tandil manifestaron preocupación por su situación ya que, si bien habían llegado a un acuerdo de que les abonaran todos los días de marzo y abril, ante la situación de cuarentena en la que se vieron imposibilitados de trabajar el acuerdo no se está cumpliendo y temen que no se les abonen los días no trabajados. Asimismo, tampoco tienen certezas de cuándo van a volver a trabajar, considerando que por el momento las clases no se van a reanudar.

Puntualmente los proveedores del servicio en Tandil presentaron ayer una nota al presidente del Consejo Escolar Fabián Riva solicitando el cumplimiento del acta firmada por autoridades provinciales el 6 de marzo en la que se establecía el reconocimiento de los días laborables que resulten improductivos cuando la imposibilidad de cumplir el servicio resulte ajena al proveedor, correspondiente a los meses de marzo y abril.

Asimismo, solicitaron se tenga en consideración frente a la emergencia sanitaria la extensión de la prórroga hasta fin de este año con la actualización de precios en correspondencia a los ajustes inflacionarios acordados en reunión con dichas autoridades.

En la misiva, mencionaron además que “desde diciembre de 2019 el sector viene zanjeando los costos sin trabajar efectivamente, situación que se extiende y agrava por la emergencia sanitaria, hasta que se reanude el dictado de clases con la concurrencia de estudiantes a las escuelas”. Y piden que el sector sea reconocido dentro de las decisiones tomadas en el marco del decreto de necesidad y urgencia que favorece a amplios sectores de la sociedad.

Además, ofrecen los vehículos y choferes que están “a disposición para la distribución de materiales didácticos, así como viandas o elementos de necesidad”.

“Queremos que se respete el acta”

Adrián Rodríguez, uno de los transportistas de Tandil, explicó que “estamos un poco complicados porque este año solamente trabajamos una semana. Ya los últimos días de diciembre no pudimos facturar más, solamente estamos facturando marzo ahora pero hay una situación que queremos que se respete un acta que se firmó en Tandil donde decía que los días que no depende de nosotros que no se trabaje, como que no haya gas en la escuela, por lluvia, por temporal, nos iban a pagar esos días”.

Y aclaró que de hecho, cuando se suscitó el conflicto los primeros días de marzo se llegó a un acuerdo finalmente del 31 por ciento de aumento, cuando lo que ellos realmente pedían era el 52, por el compromiso de la Provincia de abonar esos días no trabajados.

“Nosotros habíamos pedido 52 por ciento, pero llegamos a un acuerdo que por marzo y abril nos iban a pagar todos estos días, resulta que facturamos marzo y nos rechazaron la factura porque dicen que trabajamos solamente 5 días, pero nosotros no tenemos la culpa de la pandemia, la Provincia tampoco. Pero esos 5 días que nos quieren pagar no alcanza para cubrir los seguros, los choferes, los combustibles, no alcanza para nada”, manifestó.

Y agregó que “nos dicen que esto es algo extraordinario, está claro que no es culpa de ellos, pero el acta está firmada, que por días en que la escuela estuviera cerrada se iban a pagar esos días, nosotros lo que queremos es que se respete”.

Un panorama complicado

Frente a esto, planteó que se vislumbra un “panorama hacia delante muy complicado, porque si dicen que en agosto o septiembre recién van a empezar las clases no podemos sobrellevar el gasto de seguro, mantenimiento de las unidades, porque las unidades paradas también se deterioran, encima una vez que arrancamos tenemos que esperar dos meses para poder cobrar la primera factura”.

En consecuencia, solicitan que la Provincia “nos dé una mano en esta tragedia que está viviendo el mundo. Nosotros trabajamos para la Provincia y muchas actividades la están pasando muy mal, nosotros también porque con los colectivos hacíamos traslados de clubes, algún movimiento local, pero ahora está todo parado y los gastos se nos vienen encima. No podemos sobrellevarlo porque no hay movimiento”.

“Tenemos que mantener nuestras familias y aparte la de los choferes”, sostuvo.

“Están negando el acuerdo”

Por su parte, el titular de la Cámara de Servicios Especializados Provinciales de Transporte de Pasajeros Roberto Zagame expuso que “la situación es terrible, el transporte escolar va a ser lo último que va a trabajar. Venimos de no trabajar varios meses, se firmó un convenio en Tandil y Necochea para todos los distritos, y ahora lo están negando, no sabemos si son los consejos escolares o es realmente la Provincia como dicen, que no quieren pagar los días que tienen que pagar”.

“El acta que se firmó en Tandil dice que tienen que pagar todos los días que no se trabajen ajenos a la voluntad del transportistas. Tendrían que pagar los días de cuarentena de marzo y abril, pero no lo quieren pagar. Nos dijeron que repartiéramos cuadernillos y comida, en algunos distritos se estuvo haciendo, pero en otros los presidentes de los consejos optaron hacerlo de otra forma, porque no quisieron dárselo al transporte escolar. Nosotros en Necochea lo hemos repartido, pero no nos están dejando facturar”, cuestionó.

Y consideró que “es vergonzoso lo que está haciendo la Provincia, más allá de que el compromiso está en las actas. Seguimos en esa incertidumbre, sin poder facturar, algunos facturaron, a otros no les recibieron las facturas”.

“Tenemos la incertidumbre de que no sabemos cuándo va a terminar esto. Si vamos a empezar en septiembre hasta enero no vamos a cobrar”, lamentó.

Fuente: El Eco de Tandil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.