#Tandil El Municipio saldrá a recomendar a los vecinos el uso masivo de barbijos caseros

Tras debatirlo internamente en el comité de crisis, autoridades sanitarias acordaron imitar a otros distritos y provincias y salir a recomendar el uso masivo de barbijos de confección casera o las llamadas máscaras faciales. Se insistirá en que igualmente el mejor método de prevención es el distanciamiento y el lavado de manos.

Con el paso de las horas y el avance de la cuarentana por el Covid-19, el mundo y el país en particular comenzó a debatir con mayor intensidad sobre el beneficio o no de la utilización del barbijo en tiempos de pandemia.

Hasta ayer, se señalaba que se disponía de dos tipos de barbijos. El primero conocido como barbijo quirúrgico, que lo utilizan los cirujanos y tiene sentido para que el personal de salud se lo coloque y cuando el cirujano opera evita que sus secreciones expongan al paciente. Pero también cuando hay personas que tienen infecciones respiratorias y se lo coloca al contagiado para que cuando hable o tosa, no elimine secreciones en el ambiente

Si bien las recomendaciones de la OMS se mantienen en que su utilización solo debería aplicarse para aquellos trabajos –y trabajadores- declarados esenciales y, en especial, el personal sanitario, con el paso de las horas dicha tendencia fue mutando y ahora los especialistas, cuando el virus circula entre nosotros, consideran que resulta pertinente recomendarlo para todos. Sugerencia que fue recogida en las últimas horas por el comité de crisis local que finalmente lanzará hoy su mensaje.

En efecto, según confiaron desde el seno de la mesa integrada por los sanitaristas y autoridades que siguen de cerca la pandemia en la ciudad, acordaron que se saldrá a recomendar la utilización del barbijo, con la aclaración especial de que el vecino confeccione su propio barbijo y así evitar desabastecer los de uso estrictamente medicinal que se necesitan para el trabajo de los sanitaristas.

El uso masivo, entonces, será hoy acompañado por tutoriales que aluden a la confección de los mismos. De hecho incluso se debatió internamente si lo aconsejable era aludir a “máscaras faciales” y no barbijos, en pos de no provocar que los vecinos salgan masivamente a adquirir aquellos elementos que deben estar para la demanda de los trabajadores de salud.

Asimismo, se consideró que la eficacia de la utilización estará dada en tanto y en cuanto todos los vecinos que circulen lo usen, siendo que el fin que persigue no versa sobre la protección personal, sino para no contagiar al otro.

Por otro lado, la discusión sobre salir a recomendar o no el uso del barbijo se centró en si habilitarlos  no provocará un relajo en las primigenias y corroboradas medidas preventivas que se ejecutaron hasta hoy, acerca de mantener la distancia entre las personas y el lavado de manos, conductas que se subrayan como fundamentales a la hora de acotar la propagación del virus.

Discusión

Cabe consignar que la discusión sobre el uso del barbijo se extendió a lo largo del país y el mundo. El especialista que integra el comité de expertos que asesora al Ministerio de Salud nacional, Pedro Cahn,  advirtió a medios capitalinos que “el gran problema” de la utilización del barbijo como medida de prevención ante el coronavirus “es que la gente se confía y empieza a relajarse con lo importante, como mantener distancia o lavarse las manos”, y recordó que el insumo es realmente “imprescindible para el personal de salud”.

“El gran problema que tiene cualquier tipo de barbijo es que la gente se confía y empieza otra vez a tocarse la cara, se lava menos las manos, no respeta la distancia. Entonces hay una sensación mágica, las personas sienten que están como vacunadas y no es así”, se aseveró, a la vez que se añadió que “hay que saber utilizarlos, colocarlos y retirarlos para no tocar las partes que puede estar contaminadas”.

La OMS, en tanto, en las últimas horas ratificó que sigue recomendando el uso de barbijos “a las personas que están enfermas y las que cuidan a una persona enferma en el hogar” y a los trabajadores de salud.

“Las máscaras médicas (barbijos quirúrgicos) deben ser priorizadas para los trabajadores de la salud en la primera línea de la atención”, sostuvo durante la conferencia el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien reconoció que el insumo “escasea a nivel mundial”.

Fuente: El Eco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.