#Necochea Un test que puede cambiarlo todo

A la espera del resultado del hisopado que se le está realizando al trabajador del Hogar Raimondi, pareja de la mujer contagiada con coronavirus en San Cayetano, es que todas las miradas están centradas allí, en especial las del Intendente Arturo Rojas y todo su equipo de salud. Un resultado positivo podría poner en alerta al sistema sanitario local.

La noticia que llegaba el domingo por la noche, desde San Cayetano, donde daba cuenta que una empleada municipal de dicha localidad había sido contagiada por coronavirus, y que su pareja, con quien convive junto a sus dos hijos, trabajaba en el Hogar Raimondi también podía también estar infectado. Ante esto, las alarmas en Necochea se prendieron rápidamente. Comunicación por parte del municipio con la residencia de adultos mayores, dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para empezar a trabajar en conjunto. Sin perder tiempo se aisló al pabellón donde cumplía labores el trabajador, para evitar posibles preparaciones.

Claro está que todas las medidas preventivas que se tomaron en estas últimas 48 horas por un lado llevan tranquilidad a la población del Distrito, pero a su vez todos están esperando un resultado más que importante: el hisopado que se le practicó al hombre que trabaja en el Raimondi.

Sí el examen que se le practicó da negativa, no habría mayores preocupaciones que las existentes y quizás no se tomaran otras medidas diferentes a las que viene llevando adelante la Secretaria de salud, a cargo de Ruth Kalle. Pero bien, sí el resultado da positivo comenzaría una nueva política de sanitaria local. Como primera medida habrá que ver sí el virus se transmitió dentro del Hogar Raimondi, con la problemática que eso genera al tratarse de una gran cantidad de personas que allí se encuentran, siendo todos población de riesgo, además de los empleados que allí trabajan.

Aunque no todos los contagiados de coronavirus reciben asistencia en los hospitales, mediante internación y con ayuda de respiradores, lo cierto es que de ocurrir lo peor, de un masivo contagio, la salud en Necochea estaría siendo critica. Al día de hoy hay seis respiradores en el Hospital Dr. Emilio Ferreyra. El Intendente Arturo Rojas se estuvo moviendo para que empresas pudieran donar más respiradores, y de esa manera engrosar el número que hoy se tiene. También todavía falta la entrega que harán desde el Gobierno Nacional a las Provincias y de esa manera bajarán a los Distritos.

Sin lugar a dudas que se podrían plantear miles de escenarios, sobre todo de dar positivo el test que se le realizó al empleado del Hogar Raimondi. Por ahora habrá que esperar, aunque las autoridades municipales ya se encuentran trabajando en un plan ante un escenario más que complejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.