Según la resolución a la que accedió este medio, se consideran “trabajadores y trabajadoras incluidos en los grupos de riesgo que define la autoridad sanitaria nacional” a aquellos con enfermedades crónicas, cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos y personas con insuficiencia renal crónica.

En esa línea, el ministro solicitó que esos trabajadores dispensados de ir a trabajar “puedan realizar el trabajo a distancia” . Luego, explicó que “el universo de trabajadores comprendidos en estas medidas es el mismo para el sector privado que para el público”. Y, finalmente , remarcó que el objetivo del gobierno nacional es “disminuir la presencia de trabajadores” en aquellas empresas que puedan funcionar trabajando a la distancia.

“Recomiéndase a los empleadores y empleadoras que dispongan las medidas necesarias para disminuir la presencia de trabajadores y trabajadores en el establecimiento a aquellos indispensables para el adecuado funcionamiento de la empresa o establecimiento, adoptando a tal fin las medidas necesarias para la implementación de la modalidad de trabajo a distancia”, subraya el texto.

Es que, tal como adelantó Infobae, el Gobierno busca disminuir el uso del transporte público y lograr una descongestión de las oficinas estatales.

En el entorno de Moroni explicaron, por caso, que con esta medida la nómina del personal del Ministerio de Trabajo trabajará en un “90%” a distancia. Es decir, solo el 10% de los empleados de esa cartera lo harán desde este martes en forma presencial. Confían en que ese número se repitan en todas las dependencias del Estado.

Aludieron, por ejemplo, al Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio (SECLO), que depende de Trabajo, que tiene una gran afluencia de público y que solo funcionará hasta al menos el 31 de marzo para audiencias de pago.

Alberto Fernández, este domingo, en Olivos, junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof (Presidencia)

Alberto Fernández, este domingo, en Olivos, junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof (Presidencia)

El funcionario también hizo referencia al caso de los padres que deben quedarse en su casa para cuidar a sus hijos debido a la suspensión de las clases. “Establecemos que es una ausencia justificada. Solo tiene que comunicar a su empleados el detalle de la situación”, indicó.

Por otra parte, según detalló Ana Castellani, Secretaria de Gestión y Empleo Público, las medidas se aplicarán en todas las modalidades de contratación del sector público y en todas las jurisdicciones. La funcionaria informó que el Gobierno instó a las provincias a, en la medida de lo posible, seguir las mismas recomendaciones. También pidió colaboración al sector público municipal.

Este martes, el Presidente, que durante todo el día encabezó reuniones interministeriales exclusivamente por el avance de la pandemia, trabajará desde la quinta de Olivos, en sintonía con el anuncio de Moroni.

Ayer, Alberto Fernández, tras una larga reunión con funcionarios de su gobierno, de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, oficializó la suspensión de clases por 15 días y el cierre de las fronteras por el mismo período. Aunque no se descarta que se prorroguen si es que el coronavirus presenta un aumento significativo de casos a nivel local.

Para las próximas horas se esperan anuncios vinculados a la economía, a cuestiones sociales y al transporte. De hecho, las iniciativas que explicó el ministro de Trabajo este lunes están directamente relacionadas con el transporte. Para disminuir el flujo de pasajeros. Hoy, de hecho, disminuyó un 50% la cantidad de usuarios en el subterráneo porteño, según confiaron fuentes oficiales.

Este martes habría, por caso, nuevas medidas en esa línea. Y se espera que la ciudad de Buenos Aires se acople a las iniciativas del gobierno nacional.

Fuente: Infobae.