el paro “es puro humo”

Luis García dejó en claro los motivos de rechazo a la acción de protesta del campo. Dijo que se trata de una medida política y que “pícaros”, el viernes enviaron 10 mil animales a Liniers. Argumentó que cuando ellos necesitaron, nadie salió a defenderlos. Calculó que en la zona hay pocos productores que estén sembrando 400 hectáreas de soja. “No es para que salgamos a romper las rutas”, reflexionó.

Las disidencias dentro de la Federación Agraria Argentina (FAA) con respecto al cese de comercialización que ejercerá el sector rural la semana que viene, repercutieron rápidamente en todo el territorio nacional. El 70 por ciento de las regionales decidió no adherir al paro convocado por la Mesa de Enlace, entre ellas Tandil. En tanto, el dirigente local Luis García explicó su postura ante El Eco.

En primer lugar, salió al cruce de las declaraciones del titular de la entidad a la que pertenece, Carlos Achetoni, a la salida de la reunión con el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Eugenio Basterra. El dirigente había dicho que iban a consultar las bases antes de tomar cualquier medida, pero no fue así. “Ni han llamado al consejo directivo central que es el órgano máximo que rige los destinos de la Federación Agraria”, cuestionó García, en diálogo con “Cosas que pasan” (Tandil FM (104.1).

“Ha sido una medida muy inconsulta por parte del presidente”, rechazó y estimó, “casi convencido”, que se trató de una medida política

Si bien no se reunieron, contó que desde aquí sí consultaron telefónicamente con todos los miembros de la comisión directiva y acordaron no adherir a la medida de fuerza, ya que consideraron que “no conduce a nada”. Aunque supuso que si les garantizaran que después de la protesta estarían las soluciones a todos los problemas, irían, pero no cree que pueda ser así.

“Creo que si tenemos un canal de diálogo abierto en este momento es muy torpe cortarlo de esta manera y en forma unilateral,en vez de seguir hablando con el Gobierno”, analizó y estipuló que para él la única forma de poder llegar a lograr algún pequeño objetivo es a través de la conversación y el intercambio.

“Se rasgan las vestiduras”

Además, reveló que muchos le consultaron por qué no eran solidarios con los que sí adhieren, y respondió que con ellos nunca lo fueron aquel día que cerró con un dólar de 14 pesos y el siguiente amaneció con otro de 45.

“La mayoría de los pequeños productores nucleados en nuestra federación estábamos endeudados en dólares, que eran los únicos créditos vigentes en ese momento”, recordó.

Como dijo, nadie salió a defenderlos ni a pedir por ellos, de hecho, aseguró que tuvieron que tratar de hacer lo mejor posible por sus propios medios y la consecuencia fue la desaparición de 30 mil productores. “Ahora vemos que todos se rasgan las vestiduras por esos que ya no están produciendo, pero cuando hubo que defenderlos las demás entidades no lo hicieron”, aseveró.

“Es puro humo”

En este caso particular, recordó que ellos solicitaron al ministro una segmentación de las retenciones y verdaderamente eso ha sido concedido.

Al respecto, aclaró que para un productor de soja de esta zona con los promedios históricos de rinde, debería tener más de 400 hectáreas para ser alcanzado por este aumento en las retenciones. “No creo que haya muchos pequeños productores que estén sembrando 400 hectáreas de soja en nuestro partido”, evaluó.

Coincidió con el planteo que postula que hoy se está peor con el 33 por ciento de las retenciones, que cuando se iba a votar la Resolución 125. “Sin ninguna duda”, admitió, pero advirtió que aquellos que hoy están pidiendo salir a las rutas, estuvieron “muy calladitos” cuando hubo una “devaluación encubierta muy fuerte en el país”.

Aseveró que ellos, desde la FAA, fueron los únicos que siempre estuvieron bregando y gestionando por los pequeños y medianos productores.

Sin créditos, ni financiaciones buenas, recalcó que el pequeño productor está “muy mal”, peor que el mediano y mucho peor que el grande, porque las herramientas son muy limitadas. “Si una vez en la vida nos segmentan las retenciones y en un 3 por ciento nos vamos a ver beneficiados con la quita, que tampoco es tanto, no es para que salgamos a romper las rutas”, categorizó.

Finalmente, al ser consultado sobre la posibilidad de que un productor local quiera comercializar justo durante los días de paro, si tendría inconvenientes o no, fue determinante. “Somos tan pícaros que el viernes se mandaron diez mil animales a Liniers para que no falten lunes, martes y miércoles”, dijo y calificó que la medida de fuerza “es puro humo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.